Envíos gratis para pedidos de más de 60 euros¡y con regalo!

TESTIMONIO DE MARGA (Cuidadora felina): Maggie salvada de un envenenamiento

Publicado por Javier Zalacain Jimenez en

Este artículo del blog nos hace especial ilusión, ya que ha sido escrito por una voluntaria de gran corazón que trabaja sin descanso por mejorar la calidad de vida en las colonias de gatos callejeros de la zona y es la primera colaboradora que se anima a escribir en nuestro espacio.

¡Muchas gracias Marga!

Aquí os dejamos su brutal testimonio:

"La linda gatita gris de la foto, Maggie, vivía en una colonia felina, yo sentía especial cariño por ella al tratarse de una gatita que vi crecer con un carácter muy sociable y juguetón.  Decidí esterilizarla para mejorar su calidad de vida y confié a Zalavet su operación. Todo fue muy bien en el quirófano, además Javier la desparasitó y le realizó varios chequeos de enfermedades habituales en los gatos callejeros de manera altruista. Maggie estaba sana y fuerte. Cuando completó su recuperación en la clínica, muy a mi pesar, la llevé de vuelta con su gran familia gatuna.

Un par de semanas después, esta colonia de gatos callejeros sufrió un envenenamiento masivo intencionado, muchos murieron agonizando entre vómitos y trastornos neuronales, entre las víctimas, tristemente, se encontraban varios cachorros.  Encontré a Maggie muy grave, con síntomas de envenenamiento y la llevé corriendo a Zalavet para que Javier intentara salvarla. Sin demora, mi veterinario de confianza, se puso manos a la obra y comenzó a tratar a Maggie, le puso suero con electrolitos para mantenerla hidratada e intentar limpiar su organismo del veneno. Tras dos dramáticos primeros días en los que la gata no comía y apenas reaccionaba, milagrosamente Maggie volvió en sí, creo que gracias a sus ganas de vivir y a la rápida intervención de Javier. Tras este cruel incidente, la tuve en acogida para recuperarse varias semanas y decidí que Maggie jamás volviera a vivir en la calle. Con la ayuda de Zalavet y la clínica Bosco, en unos días, buscamos un hogar para ella, y hoy, Iván y Bea la cuidan amorosamente junto a su hermosa hermana adoptiva, Suri (gatita blanca de la foto). Son muy felices y se llevan de maravilla.

¡Muchas gracias/Eskerrik asko Javi!"

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario