Envíos gratis para pedidos de más de 60 euros¡y con regalo!

Cuidado de oídos en perros y gatos

Publicado por Javier Zalacain Jimenez en

Al igual que los humanos, perros y gatos necesitan mantener una higiene básica en los oídos para evitar problemas auditivos y enfermedades en estos delicados órganos, encargados de interpretar los sonidos y del equilibrio.

Hay profesionales que recomiendan limpiar los oídos cada dos semanas en canes con las orejas pequeñas y con mayor frecuencia en razas de orejas grandes o con mucho pelo (cocker, caniche, etc.). Los oídos perrunos tienen forma de “L”; estos animales son más propensos a enfermedades como la otitis y a acumular más cera que los gatos (más limpios y con un canal auditivo menos complejo). Sin embargo, por lo general, si tu perro presenta unas orejas sanas a la vista por dentro y por fuera, será suficiente limpiar sus oídos cuando le bañes y después de situaciones de nado en charcos, estanques o mucho barro.

La cera, con función protectora, limpia y transporta partículas extrañas al exterior del oído y es frecuente que se acumule en el canal auditivo del animal. No debemos usar bastoncillos para retirarla; ya que, con estos, se tiende únicamente a empujar la cera hacia el oído interno y podríamos causar problemas a nuestra mascota, como la otitis. El exceso de cera, un color más oscuro del habitual o un olor fuerte, suelen ser síntomas de esta enfermedad y nos tocará visitar al veterinario para tratar al animal.

LIMPIEZA DE OIDOS EN PERROS

La oreja, por fuera, la limpiaremos con una gasa o paño húmedo, nuestras toallitas sin perfume son ideales para ese cometido. Por dentro, es recomendable usar una solución limpia oídos específica, que aplicaremos, generalmente con un cuenta gotas o un spray (la dosis varía en función del peso del animal) para desinfectar y reblandecer la cera allí presente. Deberemos dejar actuar el producto, nosotros usamos el limpiador Abelia Glycozoo, durante 20-30 segundos con la cabeza de nuestro perrito ladeada y dándole un pequeño masaje en la zona, intentando juntar la punta de los dedos que realizan el masaje. Luego dejaremos que el perro se sacuda la cabeza de manera natural y limpiaremos la suciedad con un algodón o una toallita húmeda. Si nuestro can tiene mucho pelo en el conducto auditivo, es conveniente depilárselo cada uno o dos meses (es muy sencillo, pregúntanos cómo si tienes dudas).

Si el perro se muestra hipersensible, vemos que sacude la cabeza con frecuencia, se frota o rasca la zona de las orejas, puede ser indicativo de otitis o sarna. Los ácaros causantes de esta enfermedad suelen hospedarse en el oído, pudiendo causar cambios en el olor y color del cerumen, además de irritación e inflamación. La sarna necesita tratamiento veterinario específico.

LIMPIEZA DE OIDOS EN GATOS

En los gatos, por lo general, la limpieza de oídos se va a realizar de manera mucho más esporádica. En mininos con tendencia a acumular cera, sufrir otitis o enfermedades parasitarias en esta zona; sí que deberemos limpiar el oído de fuera hacia dentro con una gasa ligeramente humedecida y sujetando la oreja del felino con la otra mano, de manera muy suave. También existen productos específicos para eliminar la cera en las zonas internas del oído gatuno, similares a los de perro. Nunca introduciremos pañuelos doblados, bastoncillos u otros objetos en el oído del animal, ya que podríamos dañarlo.

Consúltanos cualquier duda sin compromiso. Esperamos que te haya gustado el post, muchas gracias por tu lectura.

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario